En breve - Berlín 2010, la ofensiva Michelin en tierra alemana.
Center

Berlín 2010, la ofensiva Michelin en tierra alemana.

En breve Publicado el 24/09/10

El manufacturero tricolor acaba de organizar en la capital alemana una serie de test abierta a la prensa. Este evento tenía por misión reforzar el mensaje clave de Michelin sobre el equilibrio de prestaciones en el contexto del futuro etiquetado de los neumáticos. ¿Estrategia ofensiva frente a sus competidores directos? ¿Verdadera iniciativa en favor del consumidor? Rezulteo lleva a cabo la encuesta.

Test de desaceleración con 3 Golf 6 Test de desaceleración con 3 Golf 6 - Copyright © : All right reserved

Presentación del evento

La pista del ADAC Berlín es una instalación moderna y profesional al que algunos manufactureros acuden para mostrar sus gamas. Con Continental a la cabeza. ¿Pura casualidad? Probablemente no, ya que este evento era para Michelin la ocasión de ajustar los relojes y hacernos una verdadera demostración del buen hacer de la casa.

Hace ya casi 20 años que la dimensión verde/ahorro de energía es una variable integrada en el pliego de condiciones del desarrollo de los neumáticos Michelin.

Un verdadero rompecabezas sobre el papel, pues la reducción de la resistencia a la rodadura y el mantenimiento de un alto nivel de prestaciones son aspectos teóricamente antagónicos. La razón es muy simple: con una goma estándar, la banda de rodadura debe alcanzar una temperatura determinada para ofrecer un buen nivel de adherencia, lo que supone un freno a la resistencia a la rodadura, y por tanto al consumo, ya que para optimizar este criterio hay que obtener, al contrario, un calentamiento reducido.

¿Es posible realizar un neumático eficaz y ecológico? Michelin nos propone comprobarlo en el marco de una confrontación directa con la competencia.

Test y resultados

1 > Resistencia a la rodadura
En el bellísimo escenario del ADAC, Michelin organizó diversos talleres sobre temáticas muy concretas, encabezadas por el test de resistencia a la rodadura.
Este ejercicio, que no se caracteriza por su ferocidad mecánica, consistía en lanzar 3 vehículos equivalentes a todos los niveles (tipo, motorización, nivel de carburante, presión de los neumáticos, etc.) por una pequeña rampa de lanzamiento para determinar cuál de ellos recorrería la distancia más larga con ruedas libres.

La finalidad de esta comparación era poner de relieve los neumáticos que ofrecen la menor resistencia a la rodadura.

El test enfrentaba el neumático Michelin Pilot Sport 3 con sus competidores Continental SportContact 3 y Bridgestone Potenza RE050A.

Después de rodar algunas decenas de metros, los 2 primeros vehículos equipados por Bridgestone y Continental se detienen prácticamente al mismo tiempo, mientras que los Michelin recorren bastantes metros más, tal como se puede ver en el video.

Test de desaceleración para el gradingCopyright © : All right reserved

Hemos intentado hallar algún inconveniente, pero hay que reconocer que en este punto Michelin aniquila a la competencia.


2 > Test de seguridad
Esta segunda etapa, que pretendía ser mucho más dinámica, simulaba un frenado de emergencia sobre una superficie húmeda. Los Mercedes del ejercicio estaban calzados por Michelin Pilot Sport 3, Continental Sportcontact 3 y Bridgestone Potenza RE050A en la dimensión 225/40R18 Y.

Test de frenado sobre suelo mojado con un Mercedes Classe SCopyright © : All right reserved

La metodología consistía en llegar a la zona encharcada a una velocidad de 80 km/h y  simular un frenado de emergencia a partir de una referencia consistente en un cono verde. Con el fin de tener condiciones similares y regulares, la velocidad máxima de los vehículos estaba bloqueada por el regulador, y un cajetín de control controlaba las distancias de frenado. El cono permitía repetir los frenados siempre en la misma zona con el fin de ofrecer una adherencia constante.

Continental y Michelin muestran prácticamente la misma distancia de frenado, mientras que el neumático Bridgestone necesita 2 metros más para detenerse. Hay que decir, de todos modos, que en los 3 casos las prestaciones ofrecidas son realmente impresionantes, con un nivel de desaceleración muy elevado.



3 > El ahorro de carburante
Este test es complementario al primero, pues permite medir la influencia de la resistencia a la rodadura de forma concreta, descubriendo sus efectos beneficiosos sobre el consumo de un vehículo.
Desde nuestra llegada a las instalaciones de ADAC, 3 VW Golf 6 salieron a la autopista para efectuar una distancia de unos 300 kilómetros. La vuelta de estos 3 coches coincidirá con el taller de ahorro de carburante. Se nos explica en primer lugar cuál es la metodología Dekra para efectuar estas medidas.
Test de resistencia a la rodaduraCopyright © : All right reserved


Con el fin de no influir en el resultado obtenido por el factor humano, la metodología de medición es muy precisa (los neumáticos cambian de vehículo durante el periodo de rodaje, la sesión se efectúa en convoy para que los vehículos se muevan en las mismas condiciones).

Estos son los consumos obtenidos para estos neumáticos en 225/40x18 Y:
Michelin Pilot Sport 3: 4,59 l/100 km
Continental SportContact 3: 4,70 l/100 km
Bridgestone Potenza RE050: 4,80 l/100 km

Estas diferencias, que en valor absoluto pueden parecer insignificantes, pueden acabar siendo relevantes al calcular un consumo anual. Por encima de 10 000 kilómetros la diferencia en el ahorro entre un Michelin y un Bridgestone, asciende a 21 litros de gasóleo, con una ganancia estimada en aproximadamente 28 euros. Valor al que hay que añadir el precio de compra de estos 4 neumáticos y sus respectivas vidas útiles.



4> La longevidad

La vida útil de un neumático es probablemente la variable más difícil de medir, pues esta medición es larga y costosa, y en este aspecto el factor humano resulta más impactante. Por ello, resulta imposible obtenerla en un solo día.

Sin embargo, Dekra nos presentó uno de sus estudios sobre la medida 1765/65 R 14 T.

La metodología, muy estricta, consiste en hacer rodar unos vehículos en convoy sobre un trazado establecido con anterioridad. Se efectúan rotaciones regulares de forma que los pilotos cambien de vehículo, se alternen los vehículos que van en cabeza, y se inviertan los neumáticos.

El test se efectúa sobre un determinado número de kilómetros (10.000 en este caso), y permite medir el desgaste del neumático y extrapolar de forma fiable la vida útil del producto.

Estos son los resultados obtenidos. El esquema no nos da una estimación del número de kilómetros que podrá recorrer el neumático, ni el nivel de degradación, pero establece una representación esquemática de las prestaciones tomando como base comparativa el neumático que ha obtenido los mejores resultados.

Análisis del proceso

Michelin nos quería demostrar  que su tecnología podía ofrecer un buen equilibrio de prestaciones (ver definición abajo), a la vez que convencernos de que el desarrollo de su producto iba mucho más allá de lo que imponía el etiquetado de las prestaciones. El objetivo de este texto, que entrará en vigencia a partir de 2012, era informar a los consumidores sobre las prestaciones de un neumático antes de su compra.

La puntuación tiene en cuenta 3 criterios:

> La resistencia a la rodadura (puntuación sobre un baremo A>G)
> El frenado sobre suelo mojado (puntuación sobre un baremo A>F)
> Ruido exterior expresado en decibelios

El mensaje que Michelin desea transmitirnos resulta ahora más claro: para que el etiquetado sea preciso para el consumidor, tendrá que incluir el factor longevidad.
En efecto, ¿qué decir de un neumático que obtuviese una puntuación muy buena en resistencia a la rodadura y en frenado sobre suelo mojado -ofreciendo así buenos índices en el marco de un futuro etiquetado- en detrimento de la prestación de longevidad? ¿Saldría ganando el consumidor?

¿Un proceso objetivo?

La demostración nos parece indudablemente razonable, pues el consumidor ha de tomar conciencia de los desafíos y tentaciones que podrían tener los manufactureros de calibrar sus prestaciones con vistas a optimizar las notas obtenidas en la calificación.

En lo referente a la gestión general, el enfoque seguido por Michelin es interesante y nos parece que va en la dirección de la historia. La prestación proporcionada por los probadores, los más reconocidos de Europa (ADAC, DEKRA y TUV Sud Automotive) nos parece que satisface también las mejores prácticas en vigor.

No obstante, nos quedan dudas con respecto a un punto: Michelin nos habla del equilibrio de prestaciones como el nirvana de la satisfacción del consumidor, proponiéndonos test complementarios que permiten ilustrar este equilibrio. Pero los test presentados en Berlín no permiten apreciar el mantenimiento de las prestaciones a largo plazo. ¿Un neumático con una larga vida útil ofrece un nivel de seguridad digno de este nombre durante toda su carrera? Este es un aspecto que nos habría gustado poder abordar. ¿Será la próxima vez?

Definición de equilibrio de prestaciones:

El mantenimiento del equilibrio de prestaciones significa que la promesa de progreso tecnológico en una prestación no ha de hacerse en detrimento de las otras, o al menos de las prestaciones básicas, como la seguridad, la vida útil y la resistencia a la rodadura.