Etiquetado neumáticos - Sin neumáticos de clase AA hasta 2013
Center

Sin neumáticos de clase AA hasta 2013

Etiquetado neumáticos Publicado el 13/11/12

Por el momento, es inútil buscar neumáticos que tengan una doble A en la etiqueta, ni siquiera en las gamas de las grandes marcas. El legislador europeo ha situado el listón muy alto, sobre todo en materia de eficacia energética. Los manufactureros anuncian los primeros neumáticos AA para 2013. Mientras tanto, sí que se aceptan las calificaciones B y C.

Sin neumáticos de clase AA en 2012 Copyright © : rezulteo

Elevar el nivel de la oferta forma parte de los objetivos perseguidos por los promotores del etiquetado de los neumáticos. Con este dispositivo, el legislador europeo pretende incitar a los manufactureros a fabricar neumáticos aún más seguros y más respetuosos con el medio ambiente. Por este motivo, ha aceptado una ambiciosa escala de calificación de las prestaciones.

Hasta la fecha, los neumáticos del mercado que pueden reivindicar la doble A se cuentan con los dedos de una mano. Además, por ahora, sólo están disponibles en un número determinado de medidas y todavía no han sido sometidos a tests independientes que permitan evaluar el conjunto de sus prestaciones.

  • Pirelli ha presentado el Cinturato P7 Blue, un neumático AA que estará disponible en tres medidas de aquí al final del año;
  • Bridgestone acaba de lanzar el EP001S, disponible, para empezar, en una sola dimensión (195/65 R15 91H);
  • Goodyear ha presentado un EfficientGrip AA, pero todavía es un prototipo;
  • Dunlop ha anunciado un BluReponse AA, un neumático concepto altas prestaciones con la calificación AA;
  • Finalmente, Michelin ha presentado su neumático Energy E-V, el primer neumático AA montado de serie en un vehículo. En este caso, el Zoe, un pequeño coche eléctrico de Renault anunciado para finales de este año.

Según los informes que hemos realizado, solo en el 10% de los neumáticos actuales figura una A para el frenado en suelo mojado (principalmente en neumáticos de verano) y en menos del 0,5%, una A para la eficacia energética. Por lo tanto, este es el criterio que debería progresar más en el futuro. Mientras tanto, los neumáticos de las clases B y C son lo suficientemente eficaces.

Todos los grandes manufactureros dedican ya una parte importante de sus gastos de investigación a la reducción de la resistencia al rodamiento, prestación de la que depende directamente el consumo de carburante. Ahora les falta estabilizar el equilibrio de las prestaciones de estos neumáticos «verdes», para que la mejora de la eficacia energética no se lleve a cabo en detrimento de otras prestaciones. ¡Así que la carrera hacia la AA ya está en marcha!