Eventos organizados por los fabricantes de neumáticos - Bridgestone revoluciona el neumático Runflat
Center

Bridgestone revoluciona el neumático Runflat

Fabricantes Publicado el 20/11/14 por Julio

Las opiniones sobre el neumático Runflat están divididas. Esta tecnología, que aporta una verdadera ventaja en caso de pinchazo, también tiene algunas limitaciones de uso que pueden hacer dudar al consumidor. Bridgestone anuncia la próxima comercialización de un neumático de « rodaje sin aire » con unas características prácticamente idénticas a las de un neumático clásico.

Bridgestone neumático runflat Bridgestone vuelve a lanzar el neumático Runflat sin las limitaciones de este tipo de neumático - Copyright © : Bridgestone

Según los estudios llevados a cabo por los fabricantes, un automovilista europeo corre el riesgo de pinchar un neumático cada 75 000 kilómetros. En otros países en los que las carreteras están en peor estado, el peligro de pinchazo es mucho más importante. Sin embargo, más allá de este dato kilométrico, el plus de seguridad que aporta el “RF” es real, especialmente caso de pinchazo en autopista.

En cuanto a las desventajas, el Runflat es más pesado, menos cómodo, menos dinámico y a menudo es más caro que su homólogo clásico.

Bridgestone trabaja actualmente en un prototipo del neumático Runflat cuyas características técnicas son atractivas y que estará disponible en el mercado en breve.

Esta nueva generación de neumáticos está dirigida a todos los vehículos comercializados a partir de noviembre de 2014 que cuenten con un sistema de control de la presión de los neumáticos (TPMS), equipados o no de serie con neumáticos Runflat. Es una diferencia notable que da a entender que la estructura del neumático no será tan rígida como la de la generación de neumáticos actual.

El grueso del desarrollo se ha centrado en la goma para que resista mejor a la presión baja y, por consiguiente, para que no necesite unos flancos tan reforzados como en las generaciones actuales de Runflat, ya que el objetivo es acercarse a las características de un neumático clásico.         

Esta tecnología se comercializará a partir de 2017 (periodo de sustitución estimado para los vehículos vendidos en 2015).