Eventos organizados por los fabricantes de neumáticos - Goodyear Eagle-360: cuando la realidad se parece a la ficción
Center

Goodyear Eagle-360: cuando la realidad se parece a la ficción

Fabricantes Publicado el 04/03/16 por Alexandre Lenoir

Goodyear nos desvela en este Salón de Ginebra 2016 el Eagle-360. Este neumático, directamente salido de una película de ciencia-ficción, representa para la marca el que podría ser el futuro neumático para vehículos autónomos.

El nuevo neumático esférico de Goodyear: el Eagle-360 Presentación en el Salón de Ginebra 2016 del nuevo neumático Goodyear para vehículos autónomos: el Eagle-360 - Copyright © : Goodyear 2016

En 2004, el increíble prototipo RSQ, que ya pretendía ser autónomo, construido por Audi para Will Smith en la película Yo, robot, causó sensación, especialmente por las ruedas esféricas que llevaba. Doce años más tarde, el fabricante de neumáticos Goodyear acaba de presentar el Eagle-360 en Salón de Ginebra. Este neumático esférico muestra su visión de lo que podría ser un neumático para coches autónomos. Se supone que la forma de este neumático, más que un simple ejercicio de estilo, tiene que responder a las numerosas preocupaciones y a los numerosos problemas que plantean los vehículos autónomos, tanto para los usuarios como para los que los diseñan.

En primer lugar, con su forma esférica, el neumático favorece la maniobrabilidad del vehículo en todas las direcciones posibles. También aumenta la seguridad del vehículo porque permite corregir las trayectorias ideales en cada una de las ruedas, ya que cada esfera puede girar en función de sus necesidades.

En cuanto a la banda de rodadura, ésta se podrá adaptar fácilmente a las regiones del mundo. De momento, representa el dibujo de un coral cuyos bloques y cuyas ranuras permiten mejorar la superficie de contacto con el suelo. En el fondo de estas mismas ranuras, una especie de material absorbente es capaz de endurecerse sobre suelo seco y de reblandecerse bajos les efectos del agua para prevenir el fenómeno del aquaplaning.

Pero sigue existiendo el problema de la unión entre el vehículo y sus ruedas porque la esfera completa imposibilita que se unan con un eje tradicional. Por eso Goodyear pretende que los Eagle-360 estén unidos al coche gracias al principio de la sustentación magnética, un concepto que ya se utiliza en algunos trenes de alta velocidad, y cuya ventaja es que aumenta la comodidad de los pasajeros a bordo.