Guía práctica para comprar bien tus neumáticos - El confort de conducción, un criterio decisivo para la compra de neumáticos
Center

El confort de conducción, un criterio decisivo para la compra de neumáticos

Comprar bien los neumáticos

Entre los criterios importantes que determinan la calidad de un neumático y contribuyen a su valor, no hay que ignorar el confort de conducción. Es un criterio que, por cierto, aparece en el etiquetado de neumáticos e influye considerablemente en la conducción diaria.

Confort de conducción en coche Circular con unos neumáticos eficientes en cuanto al ruido de rodadura favorece un buen entorno de conducción - Copyright © : iStockphoto.com/rezulteo.com

La seguridad no tiene que hacer olvidar el confort

Evidentemente un neumático nuevo se elige prioritariamente en función de sus prestaciones: el frenado sobre suelo seco, el frenado sobre suelo mojado, la resistencia al fenómeno del aquaplaning, la adherencia y la resistencia al desgaste son criterios decisivos en la compra de un neumático. Aparte de estos criterios tan importantes en materia de seguridad, existen muchos otros que se deben tener en cuenta como el precio o el consumo generado por la goma. ¡Pero no hay que olvidarse de tener en cuenta el confort de conducción!    

 

Ruido de rodadura

El ruido de rodadura se notará más fácilmente si se circula con un vehículo eléctrico cuyo motor es silencioso: el simple hecho de circular en carretera con un automóvil genera un ruido de rodadura en los neumáticos. Cuando entran en contacto con la calzada, es inevitable que las gomas hagan ruido y su intensidad es directamente proporcional a la velocidad. Cuanto más rápido se circule, más se sentirá en el interior del automóvil y el nivel sonoro puede notarse rápidamente si el neumático no se ha desarrollado para reducir los efectos del ruido de rodadura.  

 

La influencia de la estructura del neumático sobre el ruido

En teoría, las ranuras de un neumático producen ruido. Teóricamente, deberíamos circular todos con neumáticos lisos (slick) sin ranurado con una goma de baja resistencia a la rodadura, lo que permitiría además obtener la mejor adherencia posible sobre un asfalto en muy buen estado. Pero, evidentemente, estos neumáticos slick están prohibidos por una simple razón evidente: es imposible circular de forma segura con unos neumáticos lisos sobre un asfalto mojado. Un neumático, concebido para un uso polivalente, tiene que estudiarse con inteligencia para alcanzar un nivel de ruido de rodadura aceptable  a pesar de su ranurado, para el confort sonoro de los pasajeros del vehículo, pero también para los transeúntes o los habitantes de una aglomeración urbana. Es un punto importante porque al medir este ruido provocado por el neumático según la norma de medición en vigor (a 80 kilómetros/hora con el motor apagado y dos micrófonos colocados cada uno de ellos a 7,5 metros del vehículo), los niveles de ruido medidos son, por lo general, del orden del ruido del paso de un tren o de un aspirador encendido. El fabricante de neumáticos, por tanto, tiene que procurar mejorar lo más posible este punto sin reducir las prestaciones de la goma.    

 

Absorción de las irregularidades de la carretera

Además del ruido generado por el neumático, el confort de conducción también está condicionado por la capacidad del neumático para absorber las irregularidades de la carretera. En este aspecto, un gran número de factores influyen en el resultado que se obtiene: la eficacia de la cubierta neumática para eliminar las asperezas del asfalto y las vibraciones inducidas, la calidad de la carretera en sí y la amortiguación y la suspensión del vehículo. No hay secreto: una gran berlina muy bien insonorizada será más confortable en una carretera lisa que un pequeño utilitario económico en una carretera en mal estado.       

 

Un indicio importante en la etiqueta

Prestaciones ruido etiquetaCopyright © : rezulteo
Para comprobar si un neumático ofrece un buen confort de conducción, la consulta de su etiqueta ya da un buen indicio porque el ruido de rodadura es uno de los tres criterios que se mencionan obligatoriamente. El pictograma indica en decibelios el valor exacto del ruido de rodadura y el nivel precisado por las pequeñas ondas dibujadas junto al número: si hay una onda negra, el neumático será poco ruidoso, y si hay tres ondas negras, el neumático será malo en cuanto al ruido de rodadura.