Normativa sobre el montaje y la utilización de los neumáticos - ¿Los sensores de presión, valen la pena?
Center

¿Los sensores de presión, valen la pena?

Normativa Publicado el 21/06/10

Los sensores de presión advierten al conductor cuando detectan una pérdida de presión. Podrían ser obligatorios en los vehículos nuevos en Europa próximamente.

Circular con neumáticos bien inflados es una regla básica, tanto por razones de seguridad (estabilidad, comportamiento en carretera, distancia de frenado), de ahorro energético y de medio ambiente (consumo de carburante, longevidad del neumático). Sin embargo, muy pocos conductores se preocupan de verificar cada mes la presión de los neumáticos tal y como se recomienda.

Por eso, los fabricantes de equipos y componentes para automoción, han desarrollado sensores de presión (también llamados TPMS: Tyre Pressure Monitoring System [sistema de control de presión de neumáticos]), que advierten al usuario en caso de pérdida de presión.

Existen dos categorías de productos en el mercado:

  • Los sistemas indirectos (o sistemas pasivos). Usan las informaciones recogidas por los sensores ABS para detectar una velocidad de rotación anormalmente elevada (un neumático subinflado tiene un diámetro más pequeño, por lo que gira más rapidamente). Económicos, pero no muy precisos.
  • Los sistemas directos (o sistemas activos). Usan sensores fijados a las válvulas o a las ruedas. Estos miden la presión de cada neumático y transmiten la información por ondas de radio a un receptor.

¿Cómo funciona?

La presión del aire actúa sobre una membrana piezoeléctrica a través de un pequeño orificio. La diferencia de presión se convierte luego en una diferencia de voltaje. Y la medida se transmite a la carrocería por una señal radio a la frecuencia de 433 MHz (en Europa). El sensor funciona con una pequeña pila.

 

El consejo de rezulteo

Cuando cambie un neumático, no se olvide de señalar la presencia de los sensores a su especialista. ¡Esto evitará que los dañen o los pierdan!