La actualidad de los fabricantes y distribuidores de neumáticos - Michelín a la conquista del Mundo
Center

Michelín a la conquista del Mundo

Profesionales Publicado el 02/07/10

Michelín lanzó el pasado 7 de octubre su primera campaña publicitaria mundial. El eslogan escogido «Un buen neumático puede cambiarlo todo» tiene como objetivo mostrar ante todos los medios de comunicación del mundo las ventajas competitivas del fabricante francés.

Michelin tiene amplias miras, y para conseguir la supremacía del mercado no duda en enfrentarse al mundo entero. Esta nueva campaña internacional pretende explicar a los consumidores con un tono poco habitual las ventajas que aportan sus neumáticos: más adherencia, una mayor longevidad y un ahorro de carburante. En un contexto muy competitivo, no está de más recordar que comprando neumáticos Michelin, el automovilista podrá disminuir la factura de carburante, aumentar su seguridad y conservar los neumáticos durante más tiempo. 

Con esta campaña, Michelín recupera su tradición de comunicación y, en particular, la fuerza de los carteles de la primera mitad del s. XX. La marca de Clermont-Ferrand ha escogido un procedimiento animado, en el que la estrella principal es, por supuesto, el celebérrimo muñeco Michelin. El héroe de gran corazón interviene en situaciones críticas para socorrer a los automovilistas y resolver sus problemas con neumáticos defectuosos. Con el torso bombeado, retira los neumáticos con los que él mismo está compuesto, unos Michelín, por supuesto, y remplaza con ellos a los neumáticos defectuosos. El automovilista está a salvo, y ya puede proseguir su camino tranquilamente… Gracias, Michelín. 

Esta campaña mundial inició su andadura el 7 de octubre pasado en Estados Unidos en forma de publicidad televisiva, anuncios en prensa y en Internet. Se extenderá a 55 países antes de llegar a Europa y Asia, a principios de 2010. El muñeco Michelín ha iniciado una gran gira, pues va a darse un viaje por Africa, Oriente Medio, India y América del Sur.

Una campaña publicitaria nunca antes vista, y firmada por TBWA, lo que manifiesta la voluntad del grupo francés de conservar su liderazgo.