Nuevos neumáticos: la actualidad de los productos de los fabricantes - El Bridgestone DriveGuard, un neumático run flat dirigido a todos los vehículos
Center

El Bridgestone DriveGuard, un neumático run flat dirigido a todos los vehículos

Nuevos neumáticos Publicado el 22/01/16 por Julien Taillandier

Bridgestone acaba de lanzar al mercado un neumático que debería marcar época: el DriveGuard. Es el primer producto que cuenta con una tecnología que permite circular con un neumático sin aire y que puede equipar a todos los vehículos del mercado siempre que dispongan de un dispositivo de detección de control de la presión (TPMS).

Circulación con un neumático desinflado Bridgestone DriveGuard Circulación con el Bridgestone DriveGuard desinflado, el primer neumático run flat adaptado a todos los vehículos - Copyright © : Bridgestone

Run Flat hace referencia a la tecnología que permite que un neumático ruede sin aire. Ofrece una ventaja indudable en materia de seguridad cuando se producen pinchazos en zonas de riesgo, pero su uso, sin embargo, tiene unas limitaciones, y sobre todo, está reservado a una categoría restringida de vehículos. De hecho, la tecnología de rodaje sin aire hace que el neumático sea muy rígido y que a veces sea incontrolable. El run flat también es más caro y más pesado, su rendimiento energético es malo y está reservado a unos coches con una suspensión adaptada. Pero eso era antes.    

Un neumático run flat para todos los vehículos

El lanzamiento del DriveGuard permite que Bridgestone cambie completamente las reglas del juego. El objetivo de este nuevo neumático es hacer que la tecnología run flat sea accesible a todos los coches. La única condición es que estén equipados con un sistema de control de presión (TPMS), como exige la normativa para todos los vehículos comercializados desde noviembre de 2014.

Para generalizar esta tecnología eliminando sus principales limitaciones, Bridgestone ha trabajado principalmente en la estructura del neumático, porque había que hacerlo menos rígido para que fuese igual de cómodo que un producto clásico. Para conseguirlo, Bridgestone ha optimizado considerablemente los flancos, donde se encuentra la parte fundamental de la tecnología run flat, que también es la responsable de las limitaciones del uso de este tipo de neumáticos.

El fabricante, por tanto, ha aligerado la estructura (una disminución del peso del 10%), y ha trabajado en la distribución de las limitaciones cuando el neumático está desinflado y en su capacidad de disipar la temperatura en esas condiciones.

Bridgestone DriveGuard PinchadoCopyright © : Bridgestone

La prueba: concluyente

¡El objetivo de la sesión de rodaje organizada por Bridgestone era demostrarnos que el DriveGuard es un auténtico run flat! Por tanto, la prueba empezó con un recorrido de una veintena de kilómetros con un puerto de montaña y una vía rápida, ¡en un vehículo que tenía un neumático sin aire! En los primeros giros de las ruedas se oye el ruido característico de un neumático pinchado... lo que nos hace ser prudentes. Pero en lo que se refiere a la conducción, hay que reconocer que es casi imposible saber que un neumático ya no tiene presión. El vehículo mantiene la dirección y ofrece unas prestaciones satisfactorias. Son razones que explican por qué es OBLIGATORIO tener un sistema de control de presión en los vehículos que vayan equipados con el DriveGuard. Un conductor que no lo tuviese podría circular perfectamente con un neumático DriveGuard pinchado sin darse cuenta de eso.

No tenemos que olvidar que la única finalidad de la tecnología run flat es la de permitir llegar al taller más cercano con una conducción adaptada (80 kilómetros a una velocidad máxima de 80km/h).       

La conducción con una configuración de rodaje clásico del DriveGuard permite apreciar que no es rígido como un run flat clásico. La sensación al volante es parecida a la de un Turanza T001, un neumático de alta gama de este fabricante.  

Las pruebas organizadas por organismos de pruebas clásicos permitirán evaluar su nivel de prestaciones real.

Bridgestone DriveGuard en RenaultCopyright © : Bridgestone

Para quién y a qué precio

Recordémoslo, todos los vehículos equipados con un sistema TPMS pueden llevar este neumático, incluidos los homologados con neumáticos run flat de serie, como algunos BMW.

El DriveGuard estará disponible a partir del mes de marzo de 2016 en unos diámetros que irán desde las 15 hasta las 18 pulgadas. A lo largo del año se comercializarán otras medidas.

Por tanto, se dirige básicamente a los compactos y a las berlinas. Su precio debería estar dentro de los estándares de los productos de alta gama del mercado, y por lo tanto, debería ser aproximadamente un 10% más barato que un neumático run flat clásico.