Los neumáticos y la seguridad en carretera - El 80% de los automovilistas europeos circulan con neumáticos poco inflados
Center

El 80% de los automovilistas europeos circulan con neumáticos poco inflados

Seguridad Publicado el 29/05/13

Esta es la alarmante constatación de Bridgestone al término de su 8ª campaña de control de neumáticos en los países de Europa Occidental. Además, una cuarta parte de los conductores están equipados con neumáticos usados más allá del límite legal. Según el fabricante, es el efecto de la crisis. En cualquier caso, esta negligencia es responsable de un gran número de accidentes, así como de un despilfarro de carburante y de emisiones superfluas de CO2.

Mantenimiento de neumáticos con poca presión Según Bridgestone, el 80% de los automovilistas europeos circulan con neumáticos poco inflados. - Copyright © : Bridgestone

 

Como cada año, Bridgestone extrae sus conclusiones de los controles de neumáticos que realiza regularmente en diferentes países de Europa Occidental y cuando menos son alarmantes. De los 28.000 controles realizados en 2012, ha constatado que el 78% de los automovilistas circulaban con neumáticos con poca presión, frente al 63% en 2011, lo que supone un aumento de cerca del 25%.

 

 

Un efecto de la crisis económica, según Bridgestone

Control de neumáticos por BridgestoneCopyright © : Bridgestone

Pero esto no es todo: los controles también han revelado que la cuarta parte de los conductores tenían neumáticos usados más allá del límite legal,  frente a un 20% en 2011, lo que supone un aumento del 25%. Los responsables de la encuesta atribuyen esta evolución al descenso del poder adquisitivo provocado por la crisis económica. Para disminuir sus gastos, los consumidores pueden estar tentados a aplazar el momento de sustituir los neumáticos. Por las mismas razones, utilizarían menos el coche y comprobarían menos el estado de sus neumáticos y sobre todo la presión.

 

En el origen de más de 150 000 accidentes en Europa

Esta situación preocupa al manufacturero, que recuerda que unos neumáticos con poca presión o desgastados son peligrosos y costosos. De hecho, el mal estado de los neumáticos puede ser la causa de 153.000 accidentes en Europa y directamente responsable del 6% de los accidentes mortales en carretera. Es sabido que la falta de presión deteriora la adherencia y la estabilidad en el frenado. Esto conlleva un aumento de las distancias de frenado y del riesgo de aquaplaning con tiempo lluvioso, y es aún más cierto con unos neumáticos desgastados…

 

Un despilfarro de cerca de 4000 millones de litros de carburante

Además, un mantenimiento inadecuado de los neumáticos provoca unos costes añadidos para el automovilista y para la colectividad. Según Bridgestone, una presión de 0,5 bar por debajo de lo normal provoca un 2,4% de sobreconsumo de carburante. En total, el fabricante considera que la menor presión de los neumáticos origina un despilfarro de 3900 millones de litros de carburante anuales y unas emisiones superfluas cifradas en 9,2 millones de toneladas de C02.

 

La regla: controlar el estado de los neumáticos una vez al mes

Esta constatación alarmante nos lleva a recordar que hay que controlar el estado y la presión de los neumáticos una vez al mes.  La presión recomendada por el constructor figura en el manual de a bordo. También está indicada en el canto de la puerta del conductor o en el interior de la trampilla del depósito de carburante.

 

Para saber más:
>> La web de Bridgestone sobre la seguridad de los neumáticos